Acceso Intranet
News Post

El encarecimiento del suelo, la falta de viviendas, y el abandono de locales comerciales tras la crisis económica, ha vuelto a poner de moda el cambio de uso de locales comerciales a viviendas. Esta práctica, tan habitual durante los años de la burbuja inmobiliaria, ha vuelto a surgir como respuesta a la actual situación económica.

Vivir en un loft puede llegar a convertirse en el sueño de muchos, y si tenemos en cuenta que el precio de un local comercial puede llegar a ser un 50% más barato que el de una vivienda en la misma zona, el cuento parece tener un final feliz. Sin embargo, no todo es tan fácil, y es que un local comercial no puede convertirse legalmente en una vivienda si no llevamos a cabo una serie de procesos previos. Desde Unicasa queremos hacer fácil tus sueños, por eso, hemos preparado esta guía que te ayudará a pasar de un simple local comercial, al loft que siempre has querido.

En una primera fase, tendremos que centrarnos en tres puntos distintos:

En primer lugar, habrá que realizar una serie de comprobaciones previas en las que tendremos que verificar si en los Estatutos de la Comunidad de Propietarios está permitido hacer viviendas de los locales. Si no se especifica nada, no será necesario pedir la autorización a todos los vecinos, pero si nuestro cambio modifica los elementos comunes del edificio, si será necesario solicitarlo

En segundo lugar, tendremos que solicitar un Informe de Compatibilidad Urbanística al ayuntamiento, que deberá de ser notificado en un plazo máximo de un mes. Si en ese tiempo no obtenemos respuesta alguna, se entiende que el informe es favorable. Para conseguir dicho Informe, tendremos que abonar unas tasas que irán desde los 20 euros a los 60, dependiendo del ayuntamiento.

Y en tercer lugar, tendremos que contar la ayuda de un técnico que deberá valorar si las condiciones técnicas del local son las adecuadas para su transformación. Para ello se evaluaran características como la altura, la iluminación de las viviendas o la ventilación de estas.

Una vez contamos con el permiso de la comunidad de propietarios, con el Informe favorable de Compatibilidad Urbanística, y con la aprobación de un técnico que nos afirme que el proyecto es técnicamente viable, ya podemos pasar a la segunda fase de nuestro proyecto, que consistirá en solicitar al ayuntamiento la licencia de obras para poder habilitar o transformar dicho local en vivienda. En dicha solicitud se incluirá también un proyecto de habilitación de local a vivienda, que deberá de ser redactado por un técnico cualificado. Y una vez concluidas las obras y como paso final, solicitaremos una licencia de Primera Ocupación ya que tendríamos una vivienda nueva y el loft con el que siempre has soñado.