Acceso Intranet
Image

Ya sea porque estás buscando darle un nuevo look a tu hogar o porque te acabas de mudar, cambiar el color de una estancia requiere algo de premeditación si no te quieres arrepentir una vez esté todo pintado, por eso, en este post te vamos a recomendar una serie de aspectos que debes tener en cuenta antes de cambiar las paredes de tu hogar.

 

Seguramente se podrán tener en cuenta más aspectos, pero aquí te dejamos los que consideramos que son más importantes:

 

1. El tamaño de la habitación.

El tamaño influye (y mucho) a la hora de escoger un color. Si la habitación es muy grande tienes más libertad, pero si es pequeña no te recomendamos escoger colores intensos y cálidos, mejor colores más tranquilos para que no creen una atmósfera agobiante.

2. Orientación.

Lo recomendable, si la habitación está orientada al norte es pintar la pared en tonos cálidos y pálidos, porque se supone que va a recibir menos luz natural. Si está orientada al sur, puedes escoger colores más fríos.

Si quieres pintar una pared de color y el resto dejarlas blancas, pinta la que tenga la ventana para que la luz rebote en las paredes blancas y hagan la estancia más luminosa.

3. Luz (natural y artificial).

Está en parte relacionado con la orientación, si recibe luz directa del sol durante gran parte del día, podrás escoger colores más oscuros. En caso contrario, lo ideal es decantarse por tonos más tenues.

Eso en cuanto a luz natural, pero hay que tener en cuenta también la luz artificial. Depende del tipo de iluminación que escojamos, nos convendrá más un tipo de color u otro. Las bombillas frías reducen la viveza de los colores y las cálidas aportan, como su nombre indica, calidez al ambiente.

4. Decoración.

Parece obvio, pero mucha gente no lo tiene en cuenta. Está claro que tienes que tener muy en cuenta el mobiliario y la decoración de la habitación a la hora de escoger el color. Si el estilo de tu hogar es nórdico, pintar las paredes de rojo probablemente no sea la mejor opción.

5. Tipo de pintura.

Además del color, el tipo de pintura importa. Los baños y otras estancias con humedad se suelen pintar con pinturas antifungicidas. Para el resto de las estancias, la plástica al agua es de las más comunes, pero existen muchos más tipos.

Esperamos que te hayan sido de utilidad estos, para que no te arrepientas el día de mañana del color de tus paredes.