Acceso Intranet
Image

¿Te consideras un bibliófilo? ¿Amante de los libros? ¿Sigues comprando libros que quieres leer aun teniendo otros que todavía te esperan en casa? 

 

Los japoneses ya le han puesto nombre a esto: Tsundoku. Tsundoku es el placer de ver libros amontonados y devorarlos cuando llega un momento de relax para llenarte de las píldoras de sabiduría u ocio que te regala un buen libro. 

 

Los bibliófilos compran y almacenan libros como si no hubiese un mañana. A pesar de estar en la época de lo virtual, prefieren un buen libro en físico. Libros de todo tipo y de todos los tamaños. ¿Eres una de esas personas? ¡Sigue leyendo!

 

Tener libros amontonados que seguramente no leeremos en mucho tiempo es una tendencia completamente anti-minimalista. Sin embargo, tener muchos libros no tiene por qué significar un aspecto de desorden. Puedes colocarlos de manera armoniosa para formar espacios originales en con carácter dentro de tu casa. Esto puede ser un auténtico arte y técnica del diseño de interiores.

 

Te dejamos con tres tips de decoración creativas para organizar todos tus libros de forma única y original en tu casa.

 

Una biblioteca improvisada y creativa puede llevarse a cabo en cualquier rincón de tu casa. Decorar pequeños o grandes rincones con libros o revistas demuestra tu amor por los libros, así que: ¡manos a la obra!

 

Coordinación por colores. Juntar los libros por colores puede ser una de las formas de ordenarlos más pintorescas y visualmente atractivas para la vista. Siguiendo el diseño del arcoíris, color por color, añadirá una explosión de colores a cualquier rincón de la casa.

 

Acompaña con elementos decorativos. Si quieres añadirle un toque más personal, juega con mezclar los libros con, fotografías, flores, plantas, piezas artísticas, o cualquier elemento que junto con tus libros quede bien de forma visual.

 

Piensa fuera de la estantería. No todos los libros tienen porque estar en tu estantería. Busca esos rincones que pueden convertirse en zonas creativas para poner los libros. Poner libros estantes estáticos en pasillos vacíos, en el hueco de la escalera o formando una forma divertida son ideas que puedes implementar en tu casa para darle ese toque. También puedes enmarcar tus títulos favoritos o revistas en la pared como un elemento artístico.