Acceso Intranet
Image

Aquí te enseñamos los elementos que tienes que tener muy en cuenta si quieres encontrar la hipoteca que mejor se adapte tanto a ti como a tus necesidades.

 

Cuando queremos solicitar una hipoteca, lo más habitual es acudir a nuestro banco de confianza, pero eso no significa que sea la mejor opción. Son muchos los expertos que señalan que es muy importante comparar las diferentes condiciones del contrato hipotecario con otros dentro del mismo sector.

 

Para todo ello, puedes utilizar un comparador online, el cual te ofrece lo que mencionábamos en el párrafo anterior, ya que te va a permitir comparar todas las opciones del sector de la forma más rápida posible. Pero…

 

¿Qué tenemos que tener en cuenta?

 

Los elementos más importantes, y por ende, los que mayor atención debemos de prestarles son: TAE, comisiones, bonificaciones, tipo de interés, plazo máximo, y la finalidad de la hipoteca. Ahora, vamos a desglosarlos y a explicarlos todos.

 

Comisiones: Hay que tener en cuenta las que pueden tener los diferentes bancos, como por ejemplo, la comisión de apertura o la comisión por amortización anticipada, ya que todo eso supone unos costes que se añadirán al coste final y total de tu hipoteca.

 

TAE: Significa Tasa Anual Equivalente, y es un indicador que te ayudará a comparar más fácilmente todas las opciones de hipoteca. Se expresa en forma de porcentaje, y es muy importante que no se confunda con el TIN, ya que este solo tiene en cuenta el dinero que tendrás que pagar todos los meses al banco, pero no recoge ni los otros gastos, ni las demás comisiones, cosa que sí hace la TAE.

 

Bonificaciones: Estas son los productos adicionales que deberás adquirir si quieres contar con una hipoteca competitiva. Van desde la adquisición y utilización de tarjetas de crédito, hasta la contratación de un seguro de hogar.

 

Todo esto puede suponer una reducción del precio de la hipoteca, si se lleva a cabo todo con el mismo banco, pero hay que tener en cuenta los costes que estos supondrían, y que al final no superen a los costes totales de otras hipotecas.

 

Tipo de interés: En resumen, es una de las características más importantes, ya que es el precio que deberemos entregar al banco.

 

Plazo máximo: Es el tiempo máximo en el que tendremos que devolver todo el dinero de la hipoteca.

 

Finalidad de la hipoteca: Es decir, si es una hipoteca para una primera vivienda, para una segunda, etcétera. Es un aspecto a tener en cuenta, ya que de ello dependen las condiciones de la misma.

 

Pues bien, estos son algunos de los aspectos más importantes y que más tienes que tener en cuenta si quieres encontrar la mejor hipoteca. Esperamos que te haya encantado el artículo y te haya servido de gran utilidad.

 

Recordarte que siempre es mejor que consultes a un especialista. Y antes de irte, decirte que aquí has podido aprender los diferentes aspectos para encontrar la mejor hipoteca, pero si te diriges a nuestra página principal, estamos seguros de que encontrarás tu casa ideal y al mejor precio.