Acceso Intranet
Image

Vivir en un espacio pequeño no supone ningún tipo de problema. Con estos tips te
ayudaremos a organizar y amueblar tu hogar para así sacarle el máximo partido. Asique
siguelos para transformar el espacio pequeño en uno espacioso y con estilo.


La iluminación.
La iluminación juega un papel esencial en lo referente al interiorismo de las viviendas
pequeñas, ya que la luz tiene la capacidad de ampliar un espacio. Por ello, es importante
potenciarla, impidiendo que nada la bloquee. Es recomendable destinar las habitaciones
que sean más luminosas a las estancias en las que más tiempo pases.


El color.
En hogares pequeños, es recomendable usar colores claros y pasteles, ya que los oscuros
dan sensación de reducir el espacio. Actualmente, es tendencia decorar la habitación con
uno o dos colores y mantener esas tonalidades y dependiendo de la función de la habitación
se recomiendan unos colores u otros. Por ejemplo, en el caso de los baños, se recomienda
el blanco, el gris, el verde o el azul todos ellos suaves ya que transmiten limpieza
Por otro lado, si tu techo es bajo, lo recomendable es pintarlo de blanco, y si por el
contrario, tu techo es alto, te aconsejamos que los pintes de un tono más oscuro que las
paredes.


Muebles funcionales.
Cada vez son más las marcas enfocadas al mobiliario de doble función. Las camas con
espacio para almacenar o las barras de cocina que funcionan de mesa para comer, siempre
son una idea muy práctica que te ayudará a ahorrar espacio, y cuanto más espacio libre
haya, mayor sensación de amplitud dará la tu hogar.


Cajas para organizar.
Cuando tienes una vivienda pequeña el ser organizado no es algo fácil. Si este es uno de
tus problemas, las cajas pueden ser tu solución, ya no solo a nivel de objetos, sino que
también supondrán una gran mejora a nivel visual, ya que no habrá objetos a la vista.
Además, actualmente es muy fácil encontrar una gran diversidad de cajas, de cualquier tipo
de materia y diseño.


Puertas correderas.
Remitiendonos a las pruebas, cambiando una puerta abatible por una corredera ganas 1,5
m de espacio. Cuando hay poco espacio, es recomendable poner una puerta o de cristal o
con cuarterones, que conseguirá comunicar las diferentes estancias que separa hasta
cuando esté cerrada. Además otra de las ventajas de estas puertas es que dejarán pasar la
luz.