Acceso Intranet
Image

El frío empieza a asomarse y, si queremos ganarle la batalla, debemos actuar desde ahora. Al igual que te organizas para hacer un cambio de armario, debes tener en cuenta ciertos consejos para poder disfrutar de un hogar confortable sin que suponga un aumento excesivo en la energía del hogar. 

 

En primer lugar, es importante que cuides las corrientes de aire. Comprueba las ventanas, asegúrate de que estás bien resguardado dentro de tu casa. Evitar estas filtraciones te permitirá conservar el calor y así librar un importante incremento en la factura o gasto de la caldera. 

 

Prepara el nórdico. Haz un hueco en tu agenda para acercarlo a la tintorería y tenlo listo para cuando el frío apriete. Y aprovecha el viaje también para dejar perfectas tus alfombras y mantas, ¡qué el frío te pille preparado!

 

Utilizar alfombras nos encanta, le da un toque diferente a nuestro hogar, así que aprovecha el momento e incorpóralas a la decoración. Te ayudarán no solo a decorar, sino a aislar tu casa de las bajas temperaturas para que puedas estar cómodo. 

 

No te olvides de revisar los radiadores. Comprueba su funcionamiento y hazles una limpieza en profundidad. Todo esto te ayudará no solo a estar más a gusto dentro de tu casa, sino que contribuirá también a la reducción de los consumos eléctricos. No te olvides de purgarlos antes de que las bajas temperaturas inunden tu hogar. 

 

Pero no todo pueden ser buenas noticias, y es que ha llegado el momento de guardar esos muebles de exterior que tanto te gustan y que tanto has disfrutado este verano. Protégelos del frío, mantenlos en un lugar seguro. Pero antes recuerda hacerles una puesta a punto completa para dejarlos en las mejores condiciones. 


Y recuerda siempre darle un nuevo aire a tu casa. Anímate a vestir tus estancias de colores más oscuros, puedes hacerlo con mantas, fundas de cojines o incluso pintando alguna pared, si es que te animas. Lo disfrutarás más visualmente y, como extra, te ayudará a estar más confortable.