Acceso Intranet
Image

¿Existen alternativas al gas natural? 

Con la llegada del frío, la mayoría de familias se comienzan a plantear qué opción es la más económica para poder subsistir dentro de sus casas.

La variación del precio del gas está provocando incertidumbre dentro de muchos hogares, y la gran mayoría están comenzando a valorar otras opciones. Desde Unicasa & Home te queremos compartir algunas opciones interesantes para generar calor en tu vivienda sin tener que recurrir al temido y famoso gas natural. 

Energías renovables: 

 

Casi la mitad de la energía de España está generada por energías renovables, algo que nos permite ser bastante autónomos, pero, pese a todo, más del 40% de la población suele recurrir a otro tipo de energías. 

Entre las energías limpias podemos encontrar la eólica, que se obtiene a partir del viento, o la solar. Pero, entre las que queremos destacar hoy, encontramos la biomasa o biogás, una alternativa real para las familias que muchas veces pasa inadvertida. 

 

La biomasa 

 

Es una de las opciones más económicas, que además nos permite disfrutar de un combustible ecológico. Se trata, además, de una energía renovable. 

Podemos recurrir desde a las estufas de pellets hasta a las chimeneas de leña. Se trata de una forma de calentar nuestro hogar mucho más limpia y que deberíamos valorar a la hora de buscar una alternativa al gas natural. 

 

Podemos recurrir a la electricidad

 

Aunque el precio de esta no sea precisamente económico, siempre nos queda esta opción si queremos prescindir del gas. Es una de las formas más accesibles de calentar nuestra vivienda, ya que es frecuente que todos dispongamos de conexión eléctrica. 

Pero ten en cuenta que, pese a ser una alternativa cómoda, no será nunca la que más le compense a tu bolsillo.

 

Otras fuentes de energía

 

Existen más alternativas al gas. En este caso podemos mencionar la geotermia, hidrotermia o incluso la energía eólica, aunque su uso resulta más complejo y menos popular entre las familias. 

En la actualidad tenemos muchas alternativas viables al gas natural, y la gran mayoría son limpias, por lo que, con su uso, colaboramos no solo con nuestro bolsillo, sino también a cuidar el planeta. 

¿Por qué opción te decantas tú?