Intranet Access

¿Qué es el nesting?

Image

El hogar es el espacio en el que nos sentimos más seguros y cómodos (o así debería ser). Es aquel lugar donde podemos ser nosotros mismos, con toda nuestra esencia, un escenario en el que poder relajarnos. Es a partir de estos supuestos de donde ha surgido el nesting: una tendencia que defiende el quedarse en casa ante la búsqueda de planes y salidas constantes.

Puede parecer absurdo u obvio, pero no lo es. Muchas veces intentamos tener todos los fines de semana ocupados, buscando desesperadamente planes fuera de nuestra casa, cuando podemos encontrar un ambiente mucho más sano y enriquecedor en nuestro hogar. El estilo de vida que lleva nuestra sociedad actualmente nos incita a llevar una vida frenética y estresante, y es por eso que tenemos que buscar oasis en los que poder relajarnos.

Los principales pilares del nesting son el bienestar, el confort y la calidez. Para conseguirlo, nuestro hogar debe ser agradable, si no, se puede conseguir el efecto contrario.

El primer paso es ordenar nuestra casa. El desorden provoca estrés, el orden nos permite despejar nuestra mente para que podamos disfrutar plenamente de lo que estemos haciendo: leer un libro, ver una película, darse un baño…

Una vez hayamos conseguido ordenar todas las estancias, podremos centrarnos en la decoración. Aquí no hay ningún secreto o clave, no hace falta que sigamos una tendencia estética. Cada persona es un mundo, por eso debes encontrar la estética que más relajante te resulte.

Cuando consigas un entorno acogedor, ordenado y hogareño, podrás practicar de verdad el nesting. Haz actividades que nunca te habías planteado hacer en casa, te ayudará a desconectar, descubrir nuevas aficiones y te permitirá reconectar contigo y tus emociones.

La crisis del coronavirus nos ha obligado a estar en casa, hay que mirar el lado positivo, se trata de una ocasión ideal para intentar encontrar la paz en tu hogar.

No obstante, no confundamos el nesting con el aislamiento social o el miedo a salir a la calle y hacer actividades con otras personas. Hay que saber combinar planes fuera con planes en casa, de esta manera, si lo hacemos de forma equilibrada, conseguiremos disfrutar al máximo todo tipo de actividades.